Sobre la enfermedad

·         ¿Qué es?
·         Síntomas
·         Tratamiento
·         Consejos para la familia

¿Qué es?

Es una enfermedad degenerativa y progresiva de la corteza cerebral,  irreversible, y de origen desconocido, que tiene como resultado un deterioro de memoria, forma de pensar y comportarse, así como de las habilidades motoras aprendidas.

Normalmente, la enfermedad suele aparecer a partir de los 65 años, pero no es extraño encontrar enfermos de 50, 40 ó incluso de menos años. En todo caso, a mayor edad, hay mayor probabilidad de adquirir la enfermedad.

En la actualidad se calcula que en España  la cifra de personas afectadas es de aproximadamente 1.200.000.

Síntomas


- Deterioro de la memoria, del pensamiento y de la conducta.

- Tendencia a olvidarse de las cosas, apatía.

- Dificultad en realizar tareas cotidianas y normales

- Cambios de personalidad (humor cambiante, impredecible).

- Bajo nivel de conciencia, aunque sabe lo que pasa.

- Dificultad en el lenguaje (para encontrar palabras, leer, finalizar ideas…).

- Finalmente, incapacita a quien la padece para cuidar de sí mismo, necesitando de una tercera persona de forma permanente, lo que constituye una carga emocional y económica muy importante.
Tratamiento

Actualmente no hay cura para la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, existen fármacos que procuran retrasar el deterioro, y otros que ayudan a controlar los síntomas conductuales y psicológicos, como depresión, ansiedad, agitación, inquietud, alucinaciones, delirios, etc. derivados de la propia enfermedad.

Contamos con terapias no farmacológicas, que intentan frenar el deterioro y mantener al paciente lo más autónomo posible el mayor tiempo. 

Ambos tratamientos intentan: 
  • Ralentizar el deterioro físico y psíquico. 
  • Procurar por la autonomía de la persona
  • Mirar por la dignidad de la persona
  • Evitar reacciones catastróficas 
Consejos para la familia

Si se detecta algún síntoma, acudir al médico de cabecera, a un especialista y a la Asociación de Familiares de Alzheimer.
  • Un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado, mejora considerablemente la calidad de vida, tanto del paciente, como de los que le rodean.
  • Es importante la aceptación de que su familiar está enfermo.
  • Tratar al enfermo con paciencia y buen humor.
  • La familia no debe avergonzarse del comportamiento del paciente. Hay que explicar la situación a los amigos, vecinos, para que lo comprendan. 
  • Es prácticamente imposible que una persona sola atienda a un enfermo, sin que se hunda en el aislamiento y la depresión, por lo que la labor que presta la Asociación es de vital importancia.

1 comentario:

  1. Sería ingrata si decidiera no compartir nuestra experiencia de éxito con ZOMO, nací como cuidadora, por lo que me resulta difícil ver mis propias necesidades por separado de las necesidades de mi papá. La mayoría de los pacientes solo necesitan que alguien los abrace y les diga que no valen la pena, el tratamiento que probé no solo funcionó, sino que creo que lo curó.

    Fue diagnosticado en 2011. Llevé a papá al médico de cabecera después de notar que se había vuelto cada vez más olvidadizo y vago. La clara señal de que algo estaba mal vino cuando condujo su auto a las tiendas locales (a cinco minutos en auto), compró sus compras, luego caminó de regreso a casa, olvidando que el automóvil estaba estacionado afuera de la tienda. Al día siguiente me llamó para decirme que me habían robado el coche. No tenía ningún recuerdo de dejarlo atrás. Después de una semana comenzó a repetirse y hacer las mismas preguntas. Lucharía por recordar conversaciones que solo habían ocurrido cinco minutos antes.

    Su situación era muy complicada. Entiendo cómo se siente una hija y una vez cuidadora, la pérdida de memoria es mucho más complicada. Muchos se han visto condicionados a pensar que la medicina tradicional no ha encontrado una cura para una enfermedad. ZOMO ha desafiado este tren de mi pensamiento. Cuando estaba enfermo, fue una tragedia, lo soporté, me quebranté, supe dificultades, me perdí. Pero aquí estoy y puedo decirte inequívocamente que mi papá está curado. Esos de nosotros que hemos sido quebrantados entendemos el significado de la pérdida de memoria. Cuando miro el pasado y empiezo a escribir esto, las lágrimas de alegría me abruman. Me doy cuenta de que cada vez que pensaba que me rechazaban por algo bueno, en realidad me estaban redirigiendo a algo mejor. Fue uno de mis trabajos más difíciles y en el que vertí mi corazón y mi alma diariamente. Teniendo en cuenta lo bien que mi papá progresó en ese espacio de tiempo y ahora. No hay más síntomas de pérdida de memoria por más de 6 meses ahora. La cosa es que me da paz cuando papá está bien cuidado: cuando está feliz, yo estoy feliz. En este momento, todo se trata de él ... Siempre entro en su mundo para que podamos manejar la vida juntos. Nos levantamos cada mañana con una sonrisa y esperamos con ansias lo que nos traerá el nuevo día. Póngase en contacto con él en charantova@gmail.com

    ResponderEliminar